Historia del Comercio Exterior : evolución del comercio internacional siglo XIX, Revolución Industrial

 

Revolución Industrial 

<<En esta fase, (la Revolución Industrial),  el comercio exterior transita por dos etapas fundamentales. La primera incluye el periodo comprendido entre la Revolución Industrial en Inglaterra (fines del siglo XVIII y mediados del siglo XIX), cuando el comercio internacional adquiere rasgos totalmente desarrollados. Lo característico de este lapso fue el triunfo de la gran industria mecánica en Inglaterra y la conquista de la hegemonía industrial y comercial por este país.
En el mercado mundial, el rol decisivo comienza a desempeñarlo el capital industrial, que subordina al capital comercial. La exportación artículos de la gran industria capitalista de Inglaterra y la importación materias primas y víveres por la misma se convierten en la base de la circulación internacional de mercancías.
La segunda etapa se enmarca entre el 1860 y 1870, cuando se consolida de manera definitiva el rol dominante del capital industrial en la vida económica de los principales países capitalistas, sobre todo en Estada Unidos, así como Alemania, cuyas industrias alcanzaban ya a las de Inglaterra por su nivel de desarrollo.
Con el auge de la gran industria mecánica, el proceso de transformación de las colonias en mercados de venta y fuentes de materias primas para la industria europea se aceleró de manera extraordinaria Similar rol comenzaron a desempeñar también los Estados, formalmente independientes de América Latina y de Asia que, a consecuencia de su atraso económico, se subordinaron a los intereses de los países industrialmente desarrollados.
En definitiva, el resultado de este proceso fue que esos países se fuera transformando poco a poco en apéndices de materias primas agrícolas de los Estados europeos industrialmente desarrollados.
Durante el capitalismo premonopolista, la circulación mundial de mercancías se incrementó considerablemente. En el comercio mundial ocupaban las principales posiciones Francia, Estados Unidos y Alemania, y muy por delante de todos ellos marchaba Inglaterra. Sin embargo, desde mediado del siglo XIX, la posición monopolista de Inglaterra en el mercado mundial comenzó a verse amenazada por otros países. Aunque mantenía el primer puesto en la producción mundial de tejidos de algodón y artículos de hierro, Inglaterra experimentó una seria competencia en estas mercancías por parte de Alemania y Estados Unidos.
Bajo la influencia del incremento de la producción industrial de los principales países capitalistas, la estructura del comercio mundial sufrió cambios mucho más esenciales, en virtud de lo cual se elevó bruscamente la demanda de materias primas y víveres. Los países coloniales y dependientes elevaron la producción de mercancías agrícolas y de materias primas minerales, y especializaron su producción para la exportación, además de aumentar al mismo tiempo la importación de artículos industriales de los países desarrollados; mientras en la estructura de exportación de los principales países capitalistas los artículos industriales acabados comenzaron a tener cada vez mayor importancia.
Un factor importante del incremento del comercio mundial en este periodo fue la revolución en los medios de transporte y las comunicaciones.
Se produce, igualmente, un cambio en las percepciones proteccionistas de los países más desarrollados. El complicado sistema de aranceles aduaneros existentes comenzó a frenar el incremento del comercio y limitar el desarrollo industrial, de ahí que se comenzara a luchar por la abolición de todas las limitaciones al comercio, en particular por la eliminación de los aranceles proteccionistas.
Con el desarrollo alcanzado por el capitalismo hasta ese momento; se comenzó a observar un papel cada vez mayor de las operaciones bursátiles en las transacciones mundiales y en la segunda mitad del siglo XIX, el comercio de bolsa alcanzaba su máximo florecimiento. Se creaban bolsas especializadas: de comercio, de fletes, de valores e incluso para el comercio de ciertas mercancías (trigo, metales no ferrosos y algodón). Por su parte, el crédito comercial adquirió importancia excepcional y sé fomentó el rol de los bancos en función de las operaciones relacionadas con esa actividad.
El capitalismo premonopolista se transforma a fines del siglo XIX en capitalismo monopolista (imperialismo) en un grupo de países de Europa, América del Norte y Japón. Este proceso estuvo acompañado de importantes transformaciones cuantitativas y cualitativas en el sistema, que se reflejaron, asimismo, en la evolución del comercio internacional.
El imperialismo trajo consigo determinados cambios en la estructura de la industria: la industria ligera cedió su puesto a la pesada como sector pivote del desarrollo económico. Este hecho provocaría significativos cambios en la estructura material del comercio internacional, en que los productos alimenticios y las materias primas en general se verían desplazadas por las materias primas industriales, como el carbón, el petróleo y sus derivados, el acero, los metales no ferrosos, etc.
Durante los primeros tiempos de esta etapa, la concentración de la producción y la formación de grandes monopolios industriales provocaron también el surgimiento de monopolios en la estera del comercio internacional.
En este mismo contexto comenzaron a surgir los monopolios bancarios y se desarrolló intensamente el proceso de unificación del capital bancario e industrial que trajo consigo la aparición del capital financiero, cuyo rol en la esfera del comercio mundial aumentó cada vez más.
El dominio de los monopolios también se extendió a la producción, compra y venta de las principales mercancías comercializadas por los países subdesarrollados (azúcar, café, cacao, algodón, caucho, estaño, cobre, yute, etc.). Se evidenció, a partir de entonces, una enconada lucha entre esos grandes conglomerados por la posesión de nuevos mercados.
Este panorama se caracterizó, además, por un auge notable en la exportación de capitales, forma ampliamente utilizada por las principales potencias imperialistas como instrumento de lucha por los mercados y como medio de desplazar á los competidores.>>
Fuente : Monografias.com :
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...